3 de noviembre de 2007

Toco y me voy…

‘Toco y me voy…’ así canta Bersuit Vergarabat en una canción que en lo personal me parece genial porque resume en apenas tres minutos lo que significa el fútbol, no sólo eso, sino la pasión del deporte en general podría aplicarse también.

Así comienzo este post, buscándole el lado divertido al circo de la Fórmula 1 porque en los últimos meses se llora más que en cualquier novela de Venevisión.

El Nano está libre. Sí, libre de culpa, de dolores y por encima de todo, de competencias. Al pobre carajo la prensa española lo tiene como golpeado por tanta defensa que más que apoyarlo lo está destruyendo.

Ahora sin equipo, léase bien, SIN EQUIPO el bicampeón del mundo, esto es increíble. Es como si Maradona luego de ganar del mundial del 1986 fuese despedido por el Nápoles.

Una pasantía de apenas un año, aunque en teoría fueron dos porque él anunció a principios del 2006 que se iba a McLaren, así que a nivel de vínculo fueron un par de añitos. Llegó, marcó la pauta y luego cayó, pero no por bajo nivel, sino por pajas externas y terminó pidiendo salida por la puerta trasera, un bicampeón del mundo. ¿Suena ridículo no?

‘Que la culpa la tiene internet’. Si Ron, el Internet causó que perdieras todo este año, la mejor excusa de la temporada. ‘Alonso es liberado de los tiranos británicos’ claro, que malos son en McLaren en donde el Nano facturó en un año más de lo que sumó en Renault en su carrera y donde demostró que un carro que no existía podía pelear la corona. ‘…’, sí, estos puntos suspensivos representan lo que dijo Alonso de este peo, al fin no habló, ¡BRAVO!

Este post no tiene ni pies ni cabeza, pero luego que lo leí creo que es muy parecido a la novela de la Fórmula 1, donde nadie sabe nada, todos son culpables y quieren hacerle daño a los otros.

¿Será que dejó de ser un deporte para ser la segunda versión de ‘Por estas calles’?. Lo voy a pensar, sino, es más de lo mismo y un pendejo más hablando pistoladas de la MEJOR CAMPAÑA EN AÑOS de la categoría.

Definitivamente leer un buen libro, escuchar una canción con la que te sientas identificado o te cause alguna reacción agradable es interesante, pero este año dudo que algo me divirtiera más que las lloraderas de la prensa española, las declaraciones de sufrido de Ron Dennis y la cara de ponchao de Fernando Alonso.

Repito, el día que Alonso regrese a ser el mismo del 2005 será el claro dominador de la F-1 y podrá cantar “Toco y me voy…”, al ritmo de Vergarabat.

2 comentarios:

Rodrigo Lasarte P. dijo...

"... Y si me pintan la cara yo no me voy a achicar"
Bravo. Sacó la vena lírica el jet!
Que melodrama ciertamente, y como que está pasado más a menudo en este mundo deportivo, prima el Show business, el amarillismo, vender, veder VENDER!!!... dejenlos correr! patear, batear!... y dejen a Beckham en Hollywood jajaja...

JAS dijo...

Y olé!