22 de agosto de 2008

¿Cuánto te has devaluado?

Debutó a los 20 años en la Fórmula 1 a los mandos del patito feo de la categoría, el equipo Minardi, pero ese joven llamado Fernando Alonso llamó la atención de propios y extraños por sus excelentes actuaciones, incluyendo la de Flavio Briatore (manda más de Renault).

Completó nueve de las 17 carreras del calendario y en siete ocasiones se colocó en el Top 15, un performance destacable si se tiene en cuenta que el auto del equipo Minardi parecía de una categoría inferior.

De todos estos abandonos apenas uno fue por error de él, el resto fallas mecánicas; demostrando que pese a su inexperiencia – apenas dos años desde su debut en monoplazas - ese joven talento apenas sufrió un retiro por errores en su manejo.

La consagración

Tras dos años de aprendizaje y crecimiento profesional, llegó el 2005 y 2006. Fueron campañas impecables para el piloto español: 14 victorias, 29 podios y 12 pole position en 37 carreras, sin olvidar sus dos títulos mundiales. En estos dos años se convirtió en el piloto con mayor valor en la F-1 y esto hizo que anunciara, en 2006, que dejaba a Renault para pasar a McLaren Mercedes, equipo que no venía de tener buenas temporadas, pero donde confianza que podría mantener el dominio impuesto.

La decisión causó sorprendió al medio porque dejaba al equipo que lo hizo dos veces campeón mundial, que construyó y creó una estructura a su alrededor y por encima de todo, dejaba de trabajar junto a Briatore, quien aparte era su agente.

El principio de la debacle

El 2007 no fue negativo para el español porque terminó igualado en el segundo lugar del campeonato a un punto de Raikkonen, quien se llevó el título, pero los problemas en el equipo, sus críticas sobre el favoritismos sobre Hamilton y fuertes declaraciones contra el dueño de McLaren, hicieron que una temporada positiva para cualquier piloto fuese para el olvido para el asturiano. Tanto fue así que dejó McLaren para regresar a Renault, equipo que en 2007 las tuvo más que grises.

En esta temporada Alonso ha admitido que no tiene carro para ganar carreras y capaz tampoco para luchar por el podio, pero su compañero de escuadra Nelson Piquet Jr. fue segundo en Alemania, mientras el española sido dos veces cuarto.

Su contrato con Renault puede ser interrumpido si recibe una mejor oferta y se comenta que Honda está detrás del español, lo que podría significar un tercer equipo en igual número de años si llega a concretarse la firma.

Alonso es el piloto con mejores estadísticas en la actual parrilla en la F-1, es un gran desarrollador de autos y tiene esa cualidad para conseguir la puesta a punto adecuada carrera tras carrera, pero esta genialidad parece verse opacada por decisiones extra deportivas, por la manera que han manejado su carrera en los últimos años que podría convertir al español en el piloto más buscado por su talento pero menos deseado por su temperamento.

Saber si se ha devaluado o no podría verse aclarado a finales de este año, ya que para pasar a Renault aceptó ganar menos que en McLaren y de pasar a Honda estaría firmando con uno de los equipos con peores resultados en esta década, pese a tener un presupuesto envidiable.