24 de marzo de 2009

Disculpe: ¿ustedes quienes son?

Ross Brawn llegó a Honda Racing como el salvador de una escudería que invertía mucho dinero y recibía cero resultados. El inglés se enfocó en trabajar en el auto que usarían en 2009, dejando que el 2008 fuera un año más que mediocre para el equipo japonés.

Pero el británico jamás pensó que Honda abandonaría la categoría en diciembre y que él tomaría el control de la estructura en febrero, formando Brawn GP, escuadra que en la pretemporada en suelo español ha sorprendido a todos al comandar más del 90 por ciento de las sesiones, pero por encima de todo ha mostrado una ventaja que intimida.

Button y Barrichello fueron confirmados, dejando fuera a Bruno Senna. Si Brawn prefirió la experiencia antes que la juventud y dinero que aportaría el sobrino de Ayrton hay que creerle.

El BGP01 es un carro que tiene un año de evolución, así que estos “desconocidos” podrían situarse en el lugar que Honda Racing poco consiguió: el podio.