10 de julio de 2007

Escalera al cielo...

Si tienes entre 14 y 15 años y piensas dejar el karting para correr carros, existen muchas opciones, por lo que tomar la decisión acertada podría ser fundamental.

Comencemos… Existen infinidad de campeonatos, la Fórmula Junior (España e Italia), la Fórmula BMW (Asia, Alemania, Inglaterra y EEUU), la Fórmula Renault 1600 (Italia, Bélgica, Francia o la Panamericana) o la F.Ford británica, certamen que presenció los primeros pasos de un tal Ayrton Senna.

El presupuesto necesario para competir en dichos campeonatos puede varias entre los 80 mil y 250 mil euros, dependiendo del país, el equipo y la cantidad de carreras, así que díganle a papá que el sueño de tener un hijo en la F-1 no es barato.

Subir de escalón

Ya tienes algo de experiencia, choques, regaños e insultos, así que a seguir… ¿A dónde ir? La F.Renault 2000. Sus siete torneos (europeo, asiático, italiano, británico, francés, del noreste de Europa y panamericano) reúnen a más de 400 pilotos.

Con motores de 185 caballos de potencia se convierten en los más adecuados para continuar. Los presupuestos requeridos rondan entre los 200 y 250 mil euros. También se puede agregar en este escalafón la F-3 española o la italiana. Bajos costos y autos de 210 caballos las convierten como posibles opciones de inicio.

A gastar real se ha dicho

Llegamos a un momento clave. Seguir y tomarse esto en serio, pero con un detallito. ¿Tienes el dinero?

La Fórmula 3 británica es un paso obligado y junto a la europea se convierten en los estandartes de este tercer paso “evolutivo”. Japón, Alemania, Australia también tienen un campeonato, como existe uno en Asia y en Suramérica.

Los presupuestos, en el certamen europeo y británico, pueden estar por encima de los 600 mil euros, porque no hay límites de pruebas y eso dispara el saco monetario, sin olvidar el Gran Premio de Macao.

Podemos agregar a la nueva Fórmula Master, carros de 250 HP que andan más que un Fórmula 3 y que compiten junto al Mundial de Turismos (WTCC). Entre 350 mil y 500 mil euros para correr.

¡La antesala al sueño!

Luego de muchos kilómetros en pista y fuera llegó el momento de la verdad, lo que puede catapultarte o enterrarte.

La GP2 Series se creó en 2005 y sustituyó a la FIA Fórmula 3000, que sirvió de antesala al circo por 20 años. Corren junto a la F-1 en todas las fechas europeas, lo que significa compartir paddock con propietarios, directivos, manager y pilotos de la categoría.

Tienen las mismas dimensiones que un Fórmula 1 y motores Renault de 650 caballos, esta categoría es la más costosa pero también la más buscada. Para estar con un equipo de punta necesitas cerca de millón y medio de euros. ¿Ouch no?

Un poco más atrás se encuentra la Renault World Series, creado por el periodista Jaime Alguersuari. Este certamen emplea motores Renault V6 de 450 caballos y que cuesta cerca del millón de euros.

Se lee fácil, pero para llegar a las instancias finales la pirámide filtra muchos pilotos, que por falta de talento, suerte o presupuesto se van quedando fuera de competencia, una batalla que puede iniciarse con más de 2000 pilotos y donde sólo 22 llegarán a la Fórmula 1.