9 de julio de 2007

Hamilton: ¿realidad o sorpresa?

Escribir de Lewis siempre es divertido. ¿Por qué? cada vez que llegaba a una categoría decían que era pura bulla (así como leen) o que era una creación de Dennis.

Mucha de esta historia es conocida -para eso existe Internet-, lo que creo más interesante es ver su desarrollo, bien estudiado y siempre con el mejor material. Resultado tres títulos en cinco años. Está bien, siempre lo pusieron en el mejor carro, entonces la llevaba robada, peeeeero... 109 carreras, 38 victorias, 32 poles y 60 podios, no lo hace todo el mundo, así que algo de mérito debe tener.

El año de la firma

¿Ah? se volvieron locos. ¿Cómo van a patrocinar a un NIÑO de 13 años? así fue. En 1998 termina segundo en el "Estrellas del Futuro" de McLaren, en ICA Jr. Perfecto, para algunos ese torneo no tiene importancia o relevancia. Está bien, ¿les gusta un cuarto lugar en el Open Master de Italia?.

En 1999: campeón en el Trofeo de las Industrias en ICA y subcampeón europeo en ICA Jr. 2000: campeón europeo en Fórmula A y ganador de la Copa Mundial. Es decir, es hora de dejar de sacar tarea y pasar a los carritos.

¡Carritos, carritos, carritos!

Se repite la historia, el chamo callado, humilde y negrito (siempre lo han visto por el color) firma con Manor Motorsport de la F.Renault 2000 británica.

Corre 13 carreras, gana tres con igual número de poles y se lleva siete podios. No fue campeón pero si tercero. También corre en una de las tres fechas del europeo, gana ambas mangas y queda quinto en la general. ¿Y los títulos? el primero llega el siguiente año, repite en la FR2.0 inglesa con 10 victorias, 13 podios y 11 poles en 15 carreras.

El salto europeo costó, pero…

Ya sacó tarea en su país, ahora te toca Europa. Pero con calma chamín, que no queremos que piensen que eres extraterrestre. A la F3 Euroseries y con el mismo equipo, para que se sienta en casa y no sufra, pobre... pero no él, sino el resto!

Decirles qué hizo ese año les va a dar sueño, flojera o hambre, por eso no quiero que nadie rompa sus dietas ni pierda su tiempo. En resumidas palabras, un quinto lugar en las primeras seis carreras. Llegan las citadinas de Pau y Norisring, ahí gana una y es tercero en la otra, es decir, ya comenzó a hacer de las suyas. Se llevó otros tres podios y con esto terminaba quinto.

Nada mal para el "negrito" como lo llaman sus detractores ¿o envidiosos?... Pero fue así, no quedó campeón pero meses más tarde gana el Superprix de F3 en Bahrein.

¿Seguir en F3 o irse a la GP2?

Y se quedó, pero con el equipo campeón ASM. ¿Decisión acertada? pensar que no fue sería... 15 victorias, 13 poles y 17 podios en 20 carreras, es Marvin (como el extraterrestre de los Looney Tunes). Porsia, ganó en pistas como Mónaco, Pau, Norisring y en Spa.

Sin dar respiro…

Como no era de otra manera llega a GP2 a probar y lidera todo, pruebas, caimanas, ensayos, etc, etc, pero sus rivales serían Piquet Jr, Pantano, Carroll y Viso, así que la cosa se pone más divertida. Debuta con podio en Valencia pero también hace la primera tontería, un doble cero en Italia. ¿En verdad es el fenómeno que se dice?, pensarían algunos.

Es hora de callar dijo Lewis, porque en Nürburgring se lleva las dos victorias. En Barcelona suma otro podio y luego viene Mónaco, historia pasada y carrera ganada. Desde ahí líder y no se bajó más de esa posición.

Cinco victorias, una pole, siete vueltas rápidas y 14 podios en 21 carreras fue lo acumulado por el inglés, actuación que lo coronó campeón de la categoría y le otorgaba su tercer campeonato en cinco años.

¿Preparado para la Fórmula 1?

¿Realidad o sorpresa? El tiempo lo dirá, pero en apenas nueve carreras ha dejado en claro que llegó para llevarse su cuarto título en carritos.

¿Por qué? admite sus fallas, es humano como persona y extraterrestre en manejo, pero por encima de todo eso, ha trabajado como hormiguita y demostrado que todas las oportunidades recibidas no han sido en vano.

Eso si, no sólo gracias a su talento ha llegado a donde está, sino que mucho se debe a la confianza recibida por Dennis y su visión sobre un diamante en bruto que vale millones.