26 de febrero de 2009

Renace la escuela de campeones

En 1967 el belga Jacky Ickx se llevaría la primera corona de la Fórmula 2 europea y 18 años más tarde el australiano Mike Thackwell hacía lo mismo, coronándose como el último campeón de la categoría, o al menos era eso lo que se pensaba.

Pero en este 2009 el inglés Jhonathan Palmer – campeón en 1983 – ha sacado del baúl de los recuerdos la categoría y la vuelve a poner en el ruedo, con una atractiva propuesta: presupuesto de 250 mil euros, chasis creados por el equipo Williams de F-1 y motores Audi Turbo.

La grilla estará compuesta por 24 pilotos, estos con diferentes experiencias en el mundo de las cuatro ruedas, combinando galardonados volantes como el español Andy Soucek, el francés Julien Jousse y el canadiense Robert Wickens, con noveles estrellas como el italiano Mirko Bortolotti.

Soucek – excampeón de la F-3 de su país – viene de dos años en la GP2 Series y dos previos en la Renault World Series, en tanto Jousse es el actual subcampeón de dicho torneo. En teoría son los claros favoritos, pero el canadiense Robert Wickens (ganador de la F. BMW americana) buscará meter presión.

Jóvenes de mucho cuidado

Subirse a un Fórmula 1 por primera vez y superar el récord de pista de Kimi Raikkinen es hito que pocos pilotos tienen. Pero el italiano Bortolotti logró esta marca cuando se estrenó a los mandos de un auto del equipo Ferrari, premio que recibió luego de ser campeón de la F-3 de su país.

Otro joven que llega a la grilla de la F-2 es el español Germán Sánchez Flor, actual titular de la F-3 ibérica, quien junto al austriaco Philip Eng (ganador de la final mundial de la F. BMW en 2007) buscarán sorprender a los más experimentados.

El próximo 30 y 31 de mayo el circuito Ricardo Tormo de Valencia, España, será el encargado de subir el telón de la categoría que a lo largo de ocho fechas dobles repartidas en seis naciones del Viejo Continente dirimirán al nuevo campeón y afortunado ganador de un test con el equipo Williams Toyota de Fórmula 1.