22 de marzo de 2009

El Toro quiere cornear a todos

Con el retiro de David Coulthard Red Bull Racing cerró un ciclo importante en su historia en la Fórmula 1, pero al pasar la página el equipo del millonario Dieter Mateschitz tendrá nuevamente a Mark Webber en sus filas y adoptan a Sebastian Vettel, piloto que logró ganar con el Toro Rosso, algo que todavía no ha logrado sus hermanos mayores.

En los test finales del 2008 se vieron muy rápidos con un auto híbrido –chasis 2008 con cauchos slick y con los cambios aerodinámicos – peor más importante ha sido que el nuevo modelo diseñado por Adrian Newey, el RB5 ha mantenido la velocidad y hace soñar al equipo de la bebida energética.

Webber sufrió una fuerte lesión a finales de año y se perdió la mayoría de las pruebas invernales, dejando a Vettel a cargo. Pese a su poca experiencia parece que el alemán logró parte del cometido. Nuevamente tendrán motor Renault que parece haber evolucionado tras la falta de rendimiento en 2008.

Un equipo que combina experiencia con juventud, tanto en pista como en boxes, podría ser el eslabón que faltaba para que Red Bull Racing pelee entre los grandes de manera definitiva.