10 de abril de 2009

World Series llega a su primer lustro

La Renault World Series es junto a la GP2 Series las categorías previas a la Fórmula 1 y esto lo demuestra que pilotos como Robert Kubica (campeón en 2005) y Sebastian Vettel (lideraba la clasificación en 2007 antes de ser llamado por BMW) realizaron el salto directo a la Fórmula 1 tras sus excelentes actuaciones en este torneo, situación que para este 2009 y en su quinta temporada 23 pilotos lucharan a lo largo de 17 pruebas para consagrarse como el nuevo campeón.

El francés Charles Pic viene de ser el novato del año de la categoría al finalizar sexto en la general y para esta temporada buscará con el equipo Tech 1 Racing el título, pero tendrá como rival al belga Bernard Baguette (International Draco Racing) quien se vio muy bien en pretemporada y buscará mejorar el séptimo puesto final del 2008.

El español Miguel Molina (Ultimate Signature) dominó la mayor cantidad de sesiones de prácticas en este invierno, actuaciones que buscará mantener en Barcelona con el fin de comenzar con el pie derecho. Su compatriota Marcos Martínez es otro experimentado en la categoría y su firma con Pons Racing hace que el español busque la corona con un equipo que fue campeón en los años 2003 y 2004 en la antigua Nissan World Series.

Novatos pero no inexpertos

Dar el salto a una categoría que posee monoplazas de más de 500 caballos de potencia es un paso complicado, pero los novatos de este 2008 traen muchísimo kilómetros a sus espaldas.

El equipo Carlin Motorsport firmó al español Jaime Alguersuari Jr y al inglés Oliver Turvey, pareja que en 2008 finalizó 1-2 en la Fórmula 3 británica con la misma estructura. El neozelandés Chris van der Drift (Epsilon Euskadi) es el actual campeón de la Fórmula Master y también sabe lo que es estar en la punta del pelotón.

Hay otro novato con un apellido importante y es Greg Mansell, hijo de Nigel, piloto que regresa a Europa tras una temporada en la Fórmula Atlantic de los Estados Unidos.

El torneo se inicia en Barcelona y luego el circuito belga de Spa recibirá dos nueva fechas, previas al evento de mayor importancia del año, el GP de Mónaco donde comparten pista junto a la Fórmula 1.