2 de mayo de 2009

Té para tres en la Indycar

La victoria es lo que todo piloto busca en cada carrera pero en el inicio del calendario de la Indycar la constancia en cada carrera ha sido lo fundamental para que el brasileño Tony Kanaan (Andretti Green Racing) sea el líder de la general, gracias a dos terceros lugares y un quinta casilla. El australiano Ryan Briscoe (Team Penske) y los dos volantes del Target Chip Ganassi Racing: Dario Franchitti y Scott Dixon se reparten los triunfos y son los escoltas del piloto suramericano.

En la prueba realizada en el trazado callejero de St. Petersburg el estadounidense Graham Rahal se llevó la pole position pero la victoria quedó en poder de Briscoe, seguido por Ryan Hunter-Reay y Justin Wilson. El escocés Dario Franchitti se ubicó cuarto mientras Kanaan completó el Top5.

Tras la unificación de la Champ Car y la Indycar en 2008 la mayoría de los pilotos esperaban con ansias la prueba de Long Beach, una de las competencias más importantes en los Estados Unidos.

Bajo el sol californiano Franchitti se llevó el triunfo, superando al hombre pole de la competencia, el australiano Will Power, quien fue el sustituto de Helio Castroneves en la primera prueba. El brasileño - que fue absuelto de los cargos de evasión de impuestos – llegaría séptimo, un resultado sorprendente si se tiene en cuenta que no manejaba el Dallara con motor Honda desde el mes de octubre.

Llegan los óvalos y Dixon es el rey

Luego de dos abandonos por choques causados por él, Scott Dixon se encontraba en el puesto 17 de la clasificación, una situación atípica para el oceánico. Pero en Kansas el neocelandés recuperó el terreno perdido al llevarse la victoria, liderando en casi toda la totalidad del recorrido.

Castroneves – quien fue descalificado y tuvo que partir de último – realizó una gran remontada para cruzar la meta en segundo lugar, actuación que ahora lo coloca en el puesto 11. Gracias al tercer puesto conseguido por Kanaan en Kansas acumula 100 unidades, un punto de ventaja sobre Brisco, mientras Franchitti totaliza 96 tantos tras no completar el recorrido. Dixon con 81 puntos y Hunter-Reay con 74 unidades completan los primeros cinco lugares.

Duno y Viso con la suerte a sus espaldas

El inicio de la Indycar no ha sido el más afortunado para los pilotos venezolanos, ya que en las tres competencias el caraqueño Ernesto Viso se ha retirado. En dos ocasiones el criollo ha tenido que abandonar debido a fallas mecánicas en el auto del equipo HVM Racing, mientras que en las calles de Long Beach el caraqueño fue embestido por el actual campeón Scott Dixon cuando luchaban por el quinto lugar.

Milka Duno regresó al torneo en la tercera prueba, en lo que fue la primera cita oval en el Kansas Speedway, competencia donde la caraqueña se clasificó en el puesto 12. En carrera la volante del equipo Dreyer & Reinbold Racing sufrió problemas de maniobrabilidad de su monoplaza, quedando relegada a la casilla 17.

Luego de las tres pruebas EJ Viso suma 37 puntos y se ubica en la casilla 22, mientras Milka Duno se coloca tres puestos por detrás con 14 unidades.

Estas actuaciones dejan todo servido para que los dos pilotos venezolanos sean parte de los 40 pilotos preinscritos en las 500 Millas de Indianápolis, prueba donde sólo 33 competidores estarán participando a finales del mes de mayo.