9 de junio de 2009

La esperanza catalana del automovilismo

El piloto español Albert Costa es parte de la nueva camada de prospectos nacidos en España y que en la actualidad este joven volante de 19 años de edad se está convirtiendo – por partida doble - en el máximo animador en Europa, al liderar la Fórmula Renault 2000 del Oeste de Europa y ubicarse segundo en el torneo continental de la misma categoría.

El estreno en el automovilismo del piloto español se dio en el 2007 cuando compitió en la Clase B de la Fórmula 3 británica a los mandos de un monoplaza del equipo Räikkönen Robertson Racing.

En dicho torneo el prospecto sumaba puntos en nueve de las 22 fechas, siendo el cuarto lugar conseguido en el trazado urbano de Bucarest, Rumania, su mejor actuación de la campaña.

Costa finalizaría décimo en el campeonato, torneo que sería ganado por el mexicano Sergio “Checo” Pérez, actual piloto de la GP2 Series.

Batalló entre los grandes

El 2007 podría ser tomado como un paso acelerado, pero de mucho valor, ya que en la siguiente temporada el catalán decidía afrontar el reto de competir en dos torneos de la Fórmula Renault 2000: el europeo y el WEC.

Llegó a un acuerdo con el equipo Epsilon Euskadi, escuadra con la que lucharía por el título de novato en ambos campeonatos y finalizando segundo en los puntos entre los pilotos debutantes.

Pero por encima de esos resultados hay que destacar que se ubicó octavo en el certamen continental y quinto en el del oeste de Europa, en éste último una pole position y cuatro podios.

En esta temporada Costa está repitiendo la categoría con Epsilon Euskadi. Hasta la fecha suma ocho victorias, nueve pole position, nueve vueltas rápidas y diez podios en dieciséis fechas, números que proyectan su nivel de manejo.