5 de septiembre de 2009

Campeonato sin claro dominador

Seis victorias en las primeras siete fechas del Mundial de F-1 podrían asegurarle el campeonato a cualquier piloto, pero si luego apenas sumas 11 puntos en las siguientes cinco carreras y tus rivales cercanos marcan buenos tantos puede que las cosas cambien.

Si se hace una clasificación por pilotos desde el Gran Premio de Inglaterra Button estaría en la novena posición, siendo Kimi Raikkonen – con 25 unidades – el de mejor rendimiento. Sebastian Vettel y Mark Webber con 24 tantos lo escoltarían y Rubens Barrichello con 21 puntos serían los máximos animadores, siendo los primeros tres los pilotos que pueden batallar por el título mundial con el volante inglés.

Cinco carreras e igual número de vencedores son un factor diferente en este segundo tercio de la temporada, por lo que el equipo Brawn GP ha visto recortada la ventaja inicial que poseían, luego de un inicio de temporada de ensueño.

Resta cinco carreras lo que significa un máximo de 50 unidades, dejando matemáticamente a ocho pilotos en disputa por la corona, pero lo que llama la atención y crea dudas es saber si Jenson Button podrá recuperarse o seguirá cayendo en este hueco sin fondo que se encuentra.

Williams y Force India regresan

Luego de los meses de rumores, batallas e innumerables razones relacionados con intereses económicos parece ser que la Fórmula 1 está enfocada en lo deportivo – si apartamos el caso abierto contra Renault referente al GP de Singapur del 2008 – y con este cambio los equipo Williams y Force India han vuelto a integrar al Asociación de Equipos de la Fórmula 1 (FOTA), con lo que las 10 escuadras esperan con los brazos abiertos a los tres equipos debutantes para la siguiente campaña.

Los cambios de Ferrari

La desgracia del piloto brasileño Felipe Massa en el GP de Hungría forzó a la escuadra de Maranello a llamar a Luca Badoer, piloto que por cerca de una década había sido el volante de prueba del equipo italiano.

Pero antes de tomar esta decisión se anunció el regreso de Michael Schumacher, piloto luego de ciertas pruebas físicas informó que no estaba en condiciones físicas para el tan valioso y publicitado retorno.

La historia de Badoer fue más que una tortura para el veterano piloto, por lo que ha sido relegado a favor de Giancarlo Fisichella, quien cumple su sueño de manejar un monoplaza rojo.

La siguiente prueba será el GP de Italia donde el país de la bota volverá a contar con tres representantes, ya que Tonio Liuzzi será el sustituto de Fisichella en Force India.