15 de diciembre de 2009

Lucas Di Grassi logró lo que merecía

Cuando las personas dan todo lo que está en su capacidad en la vida siempre o en la mayoría de las ocasiones consiguen los resultados buscados, pero en ciertas ocasiones tardan más de lo esperado o deseado.

En su caso hay algo que siempre me llamó la atención y es que siempre era segundo o tercero en los torneos. Ya verán lo que les digo.

El brasileño Lucas Di Grassi es el caso de grandes resultados pero el gran premio, la llegada a la Fórmula 1 tardó más de lo esperado.

En el 2002 un joven de 18 años de edad debutaba en el automovilismo de su país, ganando dos carreras, seis podios, una pole position sobre la máquina del equipo G Force Motorsport, resultados que lo colocaron segundo en la Fórmula Renault brasileña.

La siguiente campaña el paso obligado a la F-3 brasileña. Nuevamente subcampeón, con una victoria, dos pole, once podios en doce carreras. También debutó en la F-3 Euroseries (sustituyendo al lesionado Robert Kubica), compitiendo en Adria y en la calles francesas de Pau, donde se ubicó cuarto en la segunda carrera gala. Estos resultados le permitían la entrada en el Renault Driver Development (RDD).

En el 2004 un tercer año en autos de la Fórmula 3, pero en esta oportunidad en el torneo británico. Terminó octavo en el año que Nelson Piquet Jr era campeón. Adicionalmente fue tercero en el Master de Macao.

¿A la cuarta es la vencida? Pareciera ser, pero ahora un año completo en la F-3 Euroseries con el equipo Manor Motorsport. ¿Les suena conocido el nombre de la escuadra? Terminaría tercero en un campeonato donde Lewis Hamilton se llevó la corona, seguido por Adrian Sutil. Lo importante fue que ganó en las calles de Macao, la carrera que según dicen es un pase VIP a la Fórmula 1.

Un primer año complicado en la GP2 Series con la pequeña escuadra italiana Durango Corse sirvió de preparación para luchar en 2007 con Timo Glock - ahora su compañero en Virgin Racing – por el campeonato. El germano se lo ganaba y firmaba con Toyota, mientras que Lucas seguiría en GP2 Series.

Dos temporadas consecutivas finalizando tercero en la GP2 fue el cierre de su proceso hasta que el 15 de diciembre del 2009 se confirmó el rumor que tenía más de un mes, que llegaría a Virgin Racing, equipo que se llamó en su inicio Manor Motorsport.

150 carreras, 12 victorias, 53 podios, 10 pole positions y siete vueltas rápidas son las estadísticas acumuladas por Lucas Di Grassi en ocho temporadas en cinco torneos diferentes, números que llaman la atención porque a sus espaldas trae tres subcampeonatos y tres veces tercero en la clasificación final.

¿Títulos? Ninguno, apartando la victoria en Macao, pero suma muchos kilómetros en el F-1 de Renault, además de un test con el equipo Honda en 2008, demostrando no es un recién llegado. A ver cómo se adapta a un equipo que ya conoce y a un compañero que fue su rival por una corona en la GP2 Series.