29 de marzo de 2010

E.J Viso quedó tan cerca de la victoria

Por el Twitter me han preguntado por qué le doy tanto enfoque a los pilotos venezolanos en vez de hablar más de Fórmula 1. Y la respuesta es simple: uno tiene que querer y apoyar lo suyo. Es simple y por eso quiero hablar de la carrera en St. Petersburg de la IZOD IndyCar Series y la actuación de Ernesto José Viso.

Rápidamente voy a comentar el resultado de Milka Duno (Dale Coyne Racing) porque en realidad no hay mucho positivo que decir sobre ella en esta carrera. Otra actuación para el olvido por parte de la caraqueña que dio un trompo antes de comenzar la carrera y luego de las primeras nueve vueltas ya había sido doblada en dos ocasiones.

El parte oficial dice que se retiró por “fallas mecánicas” pero me comentaron desde el mismo circuito que fue porque le pidieron retirarse por la falta de ritmo en carrera. Sinceramente ella no puede seguir en los circuitos no ovales, su falta de ritmo, velocidad o como lo quieran llamar es increíble.

Volviendo a la carrera, recordamos que E.J Viso (KV Racing Technology) largaba desde el noveno lugar y perdía un puesto en la primera vuelta . Se mantenía en esa casilla hasta que aprovechaba la paraba en pits de Alex Tagliani (Fazzt Race Team) en el giro 21 para avanzar a la novena casilla.

Una vuelta más tarde adelantaba a Helio Castroneves (Team Penske) para luego parar pits en el giro 27 – bajo bandera amarilla causada por Takuma Sato – y reincorporándose en la casilla 17, pero desde ese momento comenzó la remontada.

Giro 40 en la décimo primera posición y adelantaba a Graham Rahal (Sarah Fisher Racing) en la vuelta 46, para que llegara la segunda bandera amarilla, causada por el fuerte golpe entre Dan Wheldon y Mario Moraes. En este momento llegó el momento de jugársela. ¿Parar o no en pits bajo esta situación? Decidían mantener a Ernesto José y era tercero al reinicio.

El caraqueño se mantenía tercero hasta su segunda parada en boxes en la vuelta 64 para salir en la casilla 13, pero la suerte jugaba a su favor. Una vuelta más tarde el inglés Mike Conway saludaba los muros y causaba la tercera amarilla de la carrera y todos los pilotos se detenía menos Vitor Meira y E.J Viso, pero el brasileño debería hacerlo en cualquier momento.

Para la vuelta 72 el brasileño se detenía dejando a E.J Viso en el liderato y era el momento de manejar la presión de Will Power, pero de qué manera, ya que se sacaba rápidamente cinco décimas hasta que, la caja de velocidades fallaba y se terminaba el sueño del caraqueño.

Cuando llegó a pits y lo enfocaron en pantalla sus ojos rojos eran más que el claro ejemplo de la impotencia. Tan cerca de conseguir esa victoria que se escapaba por una falla mecánica. Dirán, faltaban 28 vueltas para la de cuadro y les contesto: cierto, pero en los giros previos Ernesto José mantuvo a raya a Will Power y además, luego de la falla marcaba la mejor vuelta en carrera: 1:03.860. ¿Irónico no? Era su victoria.

Will Power (Team Penske) repetía en lo más alto del podio, escoltado por Justin Wilson (Dreyer & Reinbold Racing) le arrebataba el segundo lugar a Ryan Briscoe (Team Penske) en la vuelta final. E.J Viso se conformaba con finalizar en el puesto 17 a cuatro giros del australiano y con un sabor de boca bastante desagradable por lo sucedido. Acá el resultado completo de carrera.

Los deportes a motor son así, hay veces que falla el auto, el piloto o la estrategia, pero lo más importante es que – y no dejo de repetirlo – la primera victoria para KV Racing Technology en la IZOD IndyCar Series tiene nombre y apellido: E.J Viso. La fotografía del piloto venezolano es cortesía de Honda Indy Racing Media.