20 de marzo de 2010

Sebring con sabor venezolano

Dos pilotos en la Star Mazda y un cuatro volantes en la GT3 de las serie IMSA de los Estados Unidos fue la representación venezolana en el circuito de Sebring, destacando Jorge Goncalvez con el segundo lugar en la Star Mazda y Carlos Eduardo con doble victoria en la división Gold o B sobre un Porsche 997.

Comenzando con el “Pollito” - cómo es conocido el mirandino – no tuvo una buena clasificación al ocupar el séptimo lugar en la grilla, mientras el zuliano Carlos Daniel Linares partía desde el vigésimo tercer lugar, por problemas en su monoplaza que estuvieron presentes a lo largo de todas las sesiones.

En la largada Jorge Goncalvez (Team Apex) marcó un ritmo ascendente y caracterizado por sus buenas partidas, fue mejorando hasta colocarse en el segundo lugar. A falta de dos vueltas buscó el liderato pero fue bloqueado por el francés Tristan Vautier (Andersen Racing), dejando al galo en la punta, al venezolano segundo y tercero fue el estadounidense Conor Daly (Juncos Racing).

Este es el primer podio para Goncalvez en la categoría principal, recordando que en el torneo invernal se llevó tres victorias en cuatro carreras, actuación que le otorgó el título y lo colocó como uno de los favoritos para este 2010.

En tanto, Linares sobre una máquina del equipo Linares Racing, mejoró hasta nueve casillas para cruzar la meta en el décimo cuarto lugar a un poco más de 27 segundos del vencedor, en una carrera pautada a 21 giros.

Pasando a la clase B de la GT3 de la IMSA, el venezolano Carlos Eduardo tuvo un excelente debut en el automovilismo al llevarse las dos victorias. Adicionalmente Eduardo fue tercero en la general en la segunda carrera. Henrique Cisneros fue el otro criollo destacado, siendo tercero y segundo respectivamente.

Los otros dos pilotos venezolanos en pista eran Andrés y Eduardo Cisneros. El primero arribó en los puestos 14 y quinto, mientras que Eduardo Cisneros finalizó dieciocho y sexto, siempre en la clase B o Gold.