4 de agosto de 2011

¿Qué sucede con Pastor Maldonado?

Pasaron 442 Grandes Premios en 27 años sin que Venezuela tuviera un representante compitiendo en la Fórmula 1, desde aquel GP de Dallas del 8 de julio de 1984, cuando Johnny Cecotto largaba décimo quinto y se retiraba en la vuelta 25 por un problema en el acelerador de su Toleman-Hart.
14 días más tarde llegaba el Gran Premio de Inglaterra, en Brands Hatch y todos recordarán el fuerte accidente que sufría Johnny Cecotto en Hawthorn, donde casi pierde la vida y sería su despedida de la Fórmula 1.
Con toda esta explicación - porque hay que conocer el pasado para disfrutar el presente - llegaba el 27 de marzo, fecha del estreno de Pastor Maldonado con Williams. Pese a una pretemporada complicada, porque el auto de Williams, el FW33, presentaba problemas en el KERS y en el desgaste excesivo de los neumáticos, se esperaba que el equipo inglés colocara un monoplaza que le permitiera al venezolano luchar por estar entre los 12 primeros.
Siempre he creído que las estadísticas en el mundo del deporte a motor son la mejor forma de explicar lo que ha sucedido, así que vamos a colocar algunas referencias. Han pasado 11 carreras y Pastor Maldonado ha clasificado seis veces delante de Rubens Barrichello, tres de ellas logrando pasar a la Q3 y estar entre los 10 más veloces, algo que el brasileño no ha conseguido.
Al pasar a las carreras la cosa se invierte de manera considerable. Barrichello supera 9-2 a Maldonado, con cuatro retiros para el venezolano (sólo superado por los cinco abandonos de Heikki Kovalainen), uno más que el brasileño. Son siete abandonos para los autos de Williams, siendo la mayor cantidad junto a Team Lotus, una estadística nada agradable para un equipo con nueve títulos de constructores, siete de pilotos y 113 victorias en 542 carreras.
Adicionalmente las estrategias en carrera no han sido buenas (ejemplo la carrera de Hungría), sin olvidar los problemas en el balance que destruyen los neumáticos traseros, pero por encima de todo, que van varias ‘actualizaciones y nada que mejora el auto.
Maldonado no ha realizado buenas partidas, algo que lo complica en el desarrollo de la carrera por quedar en el medio del pelotón y eso ha llegado a ser letal, pero que un piloto como Barrichello apenas haya logrado estar dos veces en la zona de puntos (noveno en Mónaco y en Canadá) da una clara idea que ya esto escapa del talento del volante y cae en el bajo nivel de Williams.
Quedan ocho carreras, de las cuales Pastor Maldonado no conoce cuatro de los trazados, pero luego de las declaraciones de Adam Parr, señalando que Williams sigue enfocado en el 2011 no entiendo el afán de seguir desarrollando un auto que nació mal y que luego de tantos cambios, modificaciones o actualizaciones no mejora.
Un año difícil para el venezolano, pero de estas campañas se aprende mucho. Conocer el trabajo del equipo, luchar por mejorar y batallar contra el mismo FW33 es lo positivo, sin olvidar que ha logrado pasar en tres ocasiones a la Q3.