3 de marzo de 2010

El afán de pagar por mirar en la F-1

Este post no es sobre los fervientes fanáticos del mundo de la Fórmula 1, tampoco es sobre el alto costo – para los venezolanos – de poder viajar a un Gran Premio y mucho menos me refiero a los montos que deben pagar los canales para poder conseguir en exclusiva la señal en vivo del Circo.

En lo que va de año escribí sobre El misterio de Stefan GP y Dallara, Cuánto pone cada quien en la Fórmula 1 y antes de eso El extraño caso de Pastor Maldonado, pero quién lo diría que esos tres post podrían tener un vínculo en su momento.

Hoy en día los pilotos que llegan a la F-1 deben aportar parte del presupuesto del equipo, como está sucediendo con el ruso Vitaly Petrov, el brasileño Bruno Senna y el indio Karun Chandhok, mientras que el argentino José María “Pechito” López – quien rompió vínculo con USF1 para acordar como reserva de HRT F1 Team, antigua Campos Meta – están aportando dinero para poder estar en la categoría.

En el caso de los primeros tres pilotos, ellos estarán en pista batallando rueda a rueda (al menos los HRT F1 Team cuando sean doblados) con McLaren, Ferrari, Red Bull, Mercedes GP, etc, etc, pero es la situación de “Pechito” la que molesta.

Todos sabemos lo que hizo “Pechito” en Europa, su pasado como probador – que es diferente al actual piloto reserva – en Renault Fy luego regresar a su Argentina natal para volar en autos de turismo, dominado en todas las categorías que quiso.

Ahora la ‘solución’ que buscan es pagar por ser piloto reserva, es decir, ponerte la gorra y la chaqueta del equipo sin poder manejar el auto. ¿Acaso tiene coherencia este afán?.

Es un empeño de los pilotos suramericanos (apartando a los brasileños) de llegar sí o sí a la Fórmula 1, sin mirar a los lados y analizar otras opciones como la IndyCar Series, Le Mans Series, DTM alemán, entre otras categorías profesionales.

Esta situación es similar a la que está pasando Pastor Maldonado, que luego de estar cerca de firmar con Campos Meta – equipo que ahora se llama HRT F1 Team luego de cambiar en menos de 24 horas tres veces de nombre – no logró el aporte de su patrocinante principal y dejó al aragüeño en el limbo.

El reconocido periodista inglés
Adam Cooper señalaba aquí que ahora la opción del aragüeño es ser reserva de Stefan GP, quienes estarían tomando el puesto de USF1.

En tanto Maldonado le negó a
Alejandro Burger que eso fuera cierto, señalando que están buscando opciones en la GP2 Series y otras categorías. Pero me pregunto: ¿Le creemos a Cooper o al volante del estado Aragua?

Pagar por ver, por tener una gorra y una chaqueta del equipo con tu nombre, eso me suena a un fanático que pagó un viaje VIP a un Gran Premio de Fórmula 1, jamás me imaginaría que se están refiriendo a un piloto que es parte de la escuadra.

Este afán de estar por estar, a como dé lugar es algo que no entenderé, pero si lo critico porque es un empeño que puede tornarse dañino en la carrera del piloto, sin olvidar la posible pérdida de patrocinantes.